C

La Controversia de Sión
Douglas Reed



APÉNDICE

"Después de la vida de Jesús el Antiguo Testamento, con el Nuevo Testamento, fue
traducido al latín por San Jerome, cuando los dos llegaron a ser considerados por la
Iglesia como de autoridad divina por igual y como secciones de un Libro."
Una enciclopedia moderna.

LA TORAH
"Y el Señor habló hacia mí, diciendo. . . Este día quiero yo comenzar a poner el
miedo de tí y el temor de tí sobre todas las naciones que están bajo todo el cielo,
que escucharán noticias de tí y temblarán, y estarán en la angustia debido a tí . . Y
el Señor me ordenó en ese momento enseñarles a ustedes los estatutos y juicios,
que vosotros podéis hacer en la tierra que vosotros iréis a poseer. . . Y porque él
amó a tus padres, por ello él escogió su semilla después de ellos. . . para expulsar
naciones delante de tí, más grandes y poderosas de lo que tú eres, llevarte allí,
entregarte sus tierras como herencia. . . Y cuando el Señor tu Dios los entregue ante
tí, los golpearás con violencia, y los destruirás absolutamente; no harás ningún
convenio con ellos, ni mostrarás misericordia hacia ellos; ni harás ningún
matrimonio con ellos. . . destruirás sus altares y romperás sus imágenes. . . Ya que
tu eres un pueblo santo hacia el Señor tu Dios; el Señor tu Dios te ha escogido para
ser pueblo peculiar hacia él, sobre todos los pueblos que están sobre la faz de la
tierra. . . Y tú consumirás a todos los pueblos que el Señor tu Dios te entregará; tu
ojo no tendrá piedad de ellos. . . Pero el Señor tu Dios te los entregará, y tú los
destruirás con una destrucción poderosa hasta que ellos sean destruidos. . . Él te
entregará a sus reyes en tu mano, y tu destruirás sus nombre bajo el cielo, allí no
habrá ningún hombre que pueda pararse ante tí, hasta que tú los hayas destruido. .
. Cada lugar donde la planta de tu pie pise serán tuyos. . . incluso las costas de los
mares más grandes serán tuyas. . . De las ciudades de estos pueblos, las cuales el
Señor tu Dios te ha entregado como una herencia, tu no salvarás a nada vivo que
respire. . . tu le prestarás a muchas naciones y tu no pedirás prestado. . . tu
destruirás absolutamente todos los lugares en donde las naciones que tu poseerás
sirven a sus dioses. . . “
Deuteronomy.

EL NUEVO TESTAMENTO
"Bendecidos sean los pacificadores; porque ellos se llamarán los hijos de Dios. . . Yo
no vengo a destruir" (la ley o los profetas) "sino a completar. . . Vosotros habéis
oído que esto se ha dicho, Usted amarán a tu prójimo, y odiarás a tu enemigo. Pero
yo te digo, Ama a tus enemigos. . . Él les enseñó como alguien teniendo autoridad, y
no como los escribas. . . No pongan para ustedes mismos los tesoros en la tierra. . .
¿Qué ganaría un hombre si ganara el mundo entero, y pierde su propia alma?
Amarás a tu Señor tu Dios. . . éste es el primero y el gran mandato; y el segundo es
REED : Controversia de Sion 510
semejante, Amarás a tu prójimo como a tí mismo. En estos dos mandamientos yace
toda la ley y los profetas. . . Uno es su Maestro, Cristo igual, y todos ustedes son
hermanos… Dejen el amor fraternal continuar. . . porque el que se enaltece será
humillado… Las penas hacia ustedes, escribas y Fariseos. . . vosotros sois los hijos
de aquellos que mataron a los profetas. . . Este evangelio del reino se predicará en
todo el mundo para testimonio hacia todas las naciones. . . Perdónalos, porque
ellos no saben lo que hacen... Dios que hizo el mundo y todas las cosas aquí dentro.
. . y ha hecho de una sangre todas las naciones de hombres. . . Sepan ustedes que a
los Gentiles es enviada esta salvación de Dios [573], y ellos la oirán… ¿Qué
entonces? ¿No es él también de los Gentiles? Sí, de los Gentiles también. . . para la
promesa, que él debe ser del mundo, no fue a Abraham, y a su semilla, a través de
la ley, sino a través de la rectitud de fe. . . Un Dios y Padre de todo los que está
arriba, todos. . . dejen el amor fraternal continuar. . . Ya que muchas caminatas, de
las cuales te he contado a menudo, y ahora te la cuento incluso llorando, que ellos
son los enemigos de la cruz de Cristo; de quienes el fin es la destrucción. . . "
Los Evangelios, Hechos y Epístolas.
Ningún hombre es una isla entera en sí mismo; cada hombre es un pedazo de un
continente, una parte del todo; si un terrón es lavado lejos por el mar, Europa es
menor, tal como si fuese un cerro, así como si fuese la tierra de tu amigo o tuya
propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo estoy envuelto
en la humanidad; y por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las
campanas; ellas doblan por tí.

John Donne. 1624


Siguiente
Anterior
Contenido
Inicio
Indice